Barrita de chocolate blanco con yogur y zanahoria orgánica

25% Proteína

Consumir después del entrenamiento

Da lo mejor de ti practicando el deporte que te apasiona y disfrútalo aún más saboreando esta barrita de exquisito chocolate blanco. El complemento nutritivo perfecto con un alto contenido proteico: más del 25% de la barrita es proteína.

Beneficios

Grasa de calidad

Con el aceite de oliva aportamos grasa de la mejor calidad nutricional.

Antioxidante

Gracias a la vitamina E se consiguen propiedades antioxidantes.

Antiinflamatorio

El ácido oleico aporta un gran poder antiinflamatorio.

Bajo en azúcar

Con la mínima cantidad de azúcar procedente de la cobertura de chocolate.

VALOR NUTRICIONAL POR 100 g

557
kcal

Fibra

1,1 g

Grasas

36 g

Hidratos de carbono

31 g

Azúcares

29 g

Proteína

25 g

VALOR NUTRICIONAL POR 100 g

El 25% de la barrita es proteína, siendo uno de los mayores índices del mercado. Además, cuenta con ácido graso oleico procedente del aceite de oliva virgen extra, su única fuente de grasa.

Cada barrita contiene una cucharada de postre (alrededor de 5 g) de aceite de oliva virgen extra.

Sin
Gluten

Sin
Huevo

Sin
GMO

Sin
Nueces

Vegano
100%

Apto
+3 años

Apto
Embarazadas

Ingredientes

Esta barrita está hecha con aceite de oliva virgen extra orgánico, que potencia el sabor y aporta una grasa de gran calidad nutricional. Así, tienes la única grasa que el cuerpo necesita para llegar hasta lo más alto.

  • Alérgenos: puede contener trazas de cacahuete, soja, frutos con cáscara y
    sésamo.
  • Ingredientes orgánicos de la mejor calidad, sabrosos y saludables.
  • Sin aromas, sin colorantes, sin gluten, sin emulsionantes.

Cuándo consumir y dosis

Esta creación gastronómica está hecha para tomar cuando termines de entrenar, de nadar, de ir en bici o de correr kilómetros y kilómetros junto a tus compañeros de batalla. También puedes disfrutarla entre horas para matar el hambre con un capricho saludable y de alta cocina.

Una barrita en un formato comodísimo para llevar donde vayas, desde la montaña hasta la oficina.